Herencias

Herencias y pandemia: que no te asuste aceptar.

Uno de los aspectos más trágicos del último año y medio de pandemia es la cantidad de abuelos y abuelas que nos han dejado atrás. Lamentablemente, el COVID-19 se ha cebado especialmente con nuestra población más vulnerable, haciéndoles sufrir una muerte prematura y, si eso no fuera poco, en aislamiento.

Si el sufrimiento de nuestros abuelos y abuelas ha sido grande, no es poco lo que han sufrido hijos y nietos. Ver a los abuelos marcharse solos se le une tener que afrontar la difícil burocracia de una aceptación de herencia. Nadie lo pone fácil: ni la administración con tiempos de demora eternos, impuestos y sanciones si incumples, ni los notarios o los registros, que ya sea por saturación o mal servicio dejan a las familias esperando eternamente acabar con ese sufrimiento.

Para orientarte te pongo un ejemplo con el que muchos se identificarán: Juan fallece a los 80 años dejando como única heredera testamentaria a su esposa Dolores de 82 años. Dolores que se queda sola, necesitará:

  • Certificado de Defunción.
  • Certificado de Últimas Voluntades.
  • Copia auténtica del testamento.
  • Certificado de empadronamiento histórico.
  • Escrituras de propiedad.
  • Certificados bancarios de saldo.
  • Títulos de propiedad de vehículos y bienes muebles.
  • Notas simples de la propiedad.
  • Liquidar Impuesto de Sucesiones y Donaciones
  • Liquidar las Plusvalías Municipales (Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana).
  • Aceptar la herencia ante notario o por privado.
  • Registrarlo en el Registro de la Propiedad.
  • Gestionar su pensión de viudedad.

Y todo ello en un plazo máximo de seis meses prorrogable por otro seis (en lo que se refiere a los impuestos), porque si no vendrán liquidaciones, intereses y sanciones. Si ya es difícil para una persona joven, imagine para alguien tan mayor.

A todo ello se le suman los costes, prácticamente cualquier gestión es de pago y requiere de desplazamientos físicos.

Es por ello por lo que en LEXIGEST hemos dedicado cuerpo y alma a diseñar y planificar aceptaciones quirúrgicas, que requieran de una sola visita del cliente, ocupándonos de toda la burocracia relacionada a dicho trámite. Gracias a eso en el año 2020 hemos tramitado más de un centenar de aceptaciones solo en Barcelona y alrededores, lo cual nos satisface enormemente porque significa que algo estaremos haciendo bien.

Si te has visto en una situación así no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Recuerda: la primera visita es gratuita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario