Testamentos - Derecho de Sucesiones
 
  
  
  
  
  
 

Testamento cerrado

En el Testamento Cerrado, el Notario sólo conoce que el testamento se contiene en un pliego cerrado que el testador le entrega, y que él mismo conserva y protocoliza en su Archivo; pero desconoce el contenido.

Es un testamento que también desaconsejamos, pues puede que las cláusulas que el mismo contenga no sean correctas, y que una vez muerto el testador, tras la apertura de dicho testamento, éste sea nulo por cuestiones de fondo o forma.

Capacidad
El art. 798 estable una limitación a la regla general de capacidad de las personas para testar y es que las personas ciegas y los que no sepan o no puedan leer no pueden hacer este testamento ya que estos últimos no puede cerciorarse que las terceras personas de que han de valerse para escribir su testamento redacten lo que ellos dicta. En cuanto a los ciegos se prohíbe por la posible sustitución del pliego.

Nulidad formal y conservación del testamento cerrado En el caso de que no se observen las formalidades legales recogidas en los art. 706 y siguiente del CC el testamento será declarado nulo y el Notario que lo autorice será responsable de los daños y perjuicios que se produzcan si se prueba que la falta procedió de su negligencia o ignorancia inexcusables. Pero será válido como testamento ológrafo si todo él está escrito y firmado por el testador y tiene las demás condiciones propias de este testamento.

Lo cierto es que este testamento tiende a desaparecer por las ventajas del abierto, por la ausencia de formalidades posteriores a su otorgamiento y la posibilidad de una mayor asistencia técnica así como la probada garantía del secreto del protocolo general de las notarias.

Póngase en contacto con nosotros para analizar su caso en particular, nos puede encontrar en: correo electrónico lexigest@lexigest.com o bien en el teléfono 93 278 89 17

© 2012 Lexigest Asesores de empresa | Legal | Testamentos cerrados - Testamentos abiertos